Javier Díaz
Ingeniero Aeronáutico
Actualmente trabaja en el Aeropuerto Internacional El Dorado
Bogotá - Colombia

EL RESULTADO DE UN PLAN DETERMINADO  POR NUESTRO CEREBRO

Hace pocos años el hombre ha empezado a profundizar realmente en cómo funciona el cerebro humano analizando desde el control de las funciones básicas e indispensables para la supervivencia como la respiración, hasta la posibilidad de proyectar o planificar su futuro. Por ejemplo, para la planificación del futuro a largo o corto plazo, representado un poco en la toma de decisiones que más adelante nos afectaran de una u otra manera, se puede decir en gran parte se desarrolla en el lóbulo frontal y la manera en que afrontamos dicho futuro se puede ver claramente determinada por las reacciones que se formen en el sistema límbico.

El lóbulo frontal es la zona del cerebro que nos permite planificar y razonar permitiéndonos actuar más allá de los impulsos y las emociones. Gracias a las reacciones químicas que se presentan en esta zona, los planes que proyectamos en el tiempo se pueden ver materializados, junto con la colaboración de los demás componentes de este órgano. Es aquí donde la cognición y la memoria interactúan y se mezclan dejándonos apuntar a un plan para la resolución de problemas y enfocado al cumplimiento de objetivos. ( Torres, 2019).

Sin embargo y tal como se menciona anteriormente, toda planificación es realizada en conjunto con cada una de las partes de nuestro cerebro y de manera importante, por no decir casi definitiva, se cuenta con la intervención del sistema límbico quien es el que va a influenciar todas las acciones que se realicen para alcanzar el fin proyectado, y es que, es desde este sistema donde las emociones como el placer y el miedo, entre otras van a marcar el actuar del ser humano. Como parte de este sistema, la amígdala cerebral permite al individuo asociar hechos y eventos que hayan dejado huella por las emociones que estos le causaron, permitiéndole traer a su “cabeza” situaciones ya experimentadas.

Pero son los ganglios basales, los que a continuación nos permiten entrar a tratar de conocer un poco más a fondo ciertos casos que a diario se presentan en las terminales aéreas. A diario hay promocionales en la televisión sobre series que muestran y dejan en evidencia las verdaderas intenciones que tienen algunos pasajeros al tomar una aeronave. Desafortunadamente, el transporte de sustancias ilícitas por medio aéreo aún se mantiene por más que las autoridades enfocan grandes esfuerzos para combatir esta modalidad de ilícito. El transporte en carga, en maletas facturadas, camuflados en empaques de todo tipo y un sinfín de métodos, no dejan de lado que personas accedan a transportar este tipo de mercancías al interior de su cuerpo o en su equipaje mano; dicho esto último, el pasajero que se “aventura” a realizar un ilícito de este tipo seguramente traza un plan, sin contar que quien en un principio lo ayudo a realizar dicho plan, más adelante puede llegar a ser el encargado de delatarlo sin notarlo. (Pradas,2018).

Retomando a los ganglios basales, estos son los influenciadores del sistema nervioso emocional que intermedia en las respuestas motoras que surgen de nuestro estado emocional regulado por el resto del sistema límbico; en otras palabras, ayudan a dejarnos en evidencia cuando estamos estresados, excitados, con miedo, inconscientemente alteran nuestro aspecto físico exteriorizando lo que estamos sintiendo. Junto con otras partes del cerebro puede que ayuden activar temblor en nuestro sistema motor, sudoración, gestos imperceptibles para un ojo no entrenado al responder con mentiras a una pregunta.

Las alteraciones anteriormente mencionadas, son las que buscan las autoridades aeroportuarias a través de personal capacitado en metodologías de comportamiento y lenguaje corporal para el perfilamiento de individuos que, junto con otras características, es casi seguro que su plan quede frustrado en el primer puesto de control de seguridad de la terminal aérea.

 

Bibliografía

Pradas. C (2018).Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades. Recuperado de: Psicologia-Online: https://www.psicologia-online.com/sistema-limbico-partes-funciones-y-enfermedades-3824.html

Torres. A (2019). ¿Qué es el lóbulo frontal y cómo funciona? Recuperado de: https://psicologiaymente.com/neurociencias/lobulo-frontal-cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *