descarga

Por: Juan Esteban Muñoz - Piloto Comercial

Teniendo en cuenta que nuestro cerebro está compuesto por varias partes tales como el lóbulo frontal, parietal, temporal, entre otros, y que una cada una desarrolla una función vital y especifica en la vida de cada persona, que hacen del ser humano diferente a todos los otros seres vivos. En este artículo se dará a conocer de manera sencilla, algunas de las funciones de las cuales se encarga el lóbulo frontal y analizar como afecta dicha área de la corteza cerebral en el comportamiento humano especialmente en el personal involucrado en la aviación.

Podemos definir el Lóbulo frontal como un área de la corteza cerebral, localizado en la parte anterior del cerebro, la más cercana a la cara. Esta separado del lóbulo parietal por la fisura central y del lóbulo temporal por la fisura lateral del cerebro. Se le atribuyen funciones tales como la producción lingüística y oral, los movimientos de los órganos fonoarticulatorios, además de aspectos como la personalidad, el juicio, intelecto, comportamiento y las funciones ejecutivas. Es importante recalcar que dicho lóbulo es el que hace en mayor parte diferente y mas desarrollado al ser humano como tal.

Se debe saber que las funciones ejecutivas son aquellas que asociamos a la cognición y toma de decisiones, por ejemplo, la memoria, la planificación de objetivos y la resolución de conflictos.

En la aviación dicho funcionamiento nos beneficia enormemente, ya que en todo momento estamos tomando decisiones importante en pro de conseguir reducir el riesgo a la menor probabilidad posible y al contar con un lóbulo frontal sano podemos ser la diferencia entre un organismo que se deja guiar por los impulsos y emociones y otro que a pesar de estar motivado principalmente por estados emocionales generados en el sistema límbico es capaz de aplazar dichos impulsos para seguir planes más elaborados, por ejemplo, el decidir seguir los procedimientos de operación estandarizados o utilizar los conocimientos empíricos adquiridos mediante otros medios en una emergencia a bordo.

Además de otros factores tales como la memoria que nos permite tener siempre actualizados los conocimientos necesarios para operar las aeronaves o en cualquiera que sea el campo laboral, además de poder hacer uso adecuado de lo aprendido para proyectar experiencias pasadas en proyecciones futuras. Al mismo tiempo esto nos permite situar objetivos, metas e incluso necesidades futuras en algún punto del tiempo.

Juan Esteban Muñoz
Piloto Comercial de Avión Bogotá, Colombia
Estudiante Diplomado Neuroeducación en Aviación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *